“Uniautónoma es un ejemplo de servicio a la comunidad”, Arzobispo de Barranquilla

“Uniautónoma es un ejemplo de servicio a la comunidad”, Arzobispo de Barranquilla
Monseñor Jairo Jaramillo ofició el acto religioso en honor a los 50 años del claustro académico. Barranquilla, 27 de marzo de 2017. “Si uno no puede amar al otro, no podemos amar a Dios”. Con esas palabras, el Arzobispo de Barranquilla, monseñor Jaime Jaramillo, invitó a la fraternidad y al servicio social durante la misa en honor a los 50 años de la Universidad Autónoma del Caribe, cuyos fundadores firmaron en un día como hoy pero en 1967, el acta de constitución de la institución.

El religioso pidió unirse en oración por quienes tienen la misión de guiar la educación de miles de estudiantes de la región que a lo largo de las décadas han escogido a la Universidad Autónoma del Caribe. “Sobre sus hombros llevan el peso de educar y de formar hombres y mujeres de bien. Por ellos elevamos nuestra voz en oración”, expresó monseñor, quien destacó a la institución como un ejemplo para la comunidad que honra el compromiso cristiano de servir a quienes lo necesiten.  

Durante el acto religioso, Luz Estela López, Vicerrectora de Docencia de la Universidad Autónoma del Caribe, fue la encargada de leer unas palabras en nombre de Ramsés Vargas Lamadrid, Rector de la institución, quien no pudo estar presente en el acto por estar cumpliendo compromisos de carácter internacional de la universidad.

“Los inicios de la Autónoma fueron, como el de casi todas las instituciones que trascienden en la vida, humildes y lleno de vicisitudes, pero, a fuerza de empeño, buen ánimo y -sobre todo- verdadero compromiso, lo que empezó como un sueño hoy es una realidad digna de admirar y de la que todos -ahora- somos parte importante en su desarrollo”, apartes del texto leído en la ceremonia de este lunes a nombre del Rector, Ramsés Vargas Lamadrid.

En la misiva, Vargas Lamadrid, invitó a toda la comunidad universitaria a “dar lo mejor de cada uno, a que  cada día exigirse más para ser mejores; ahora el reto es nuestro. Somos nosotros los que escribimos los nuevos folios que se leerán en el futuro, los cuales, deberán pasar a la historia por nuestra lealtad con la institución y el infranqueable empeño por convertirla en la universidad de excelencia y calidad por la que cada día trabajamos sin descanso. Por eso, no podemos bajar la guardia, creer que todo ya está cumplido, que hemos hecho hasta donde debíamos. Pensar así es ceder en nuestro compromiso por continuar agrandando la gloria de nuestra Universidad. Los animo, pues, a no tener miedo a los retos que con seguridad enfrentaremos, los cuales, solo podremos superar en la medida que permanezcamos unidos y sin dejarnos seducir por quienes esperan nuestro fracaso”. 

La eucaristía se llevó a cabo en el piso seis del edificio de posgrados y contó con la presencia de todos los estamentos de la universidad, así como egresados e invitados especiales.

La Universidad conmemorará durante todo 2017 sus 50 años de fundada con eventos académicos enmarcados en su vocación de ser espacio de reflexión y debate continuo, y de ser generadora de conocimiento. Eventos como la Semana de las Comunicaciones y Pensando el Siglo XXI le apuestan a la reflexión propositiva y serán la oportunidad para recordar el camino emprendido por los fundadores 50 años atrás, así como los proyección institucional hacia el futuro.