Convenio Ascún - ICBF muestra sus frutos al finalizar este semestre

Convenio Ascún - ICBF muestra sus frutos al finalizar este semestre
Ascún, comprometido con los procesos de vinculación, continuidad y graduación de los jóvenes que se encuentran bajo protección del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar –ICBF y que hacen parte del Proyecto Sueños, Oportunidades para Volar, apoyó en el primer semestre de 2017 a 804 jóvenes de toda Colombia, a través del convenio suscrito entre las dos entidades, para que adelanten sus estudios de pregrado;  273 del total de estudiantes iniciaron su proceso de formación en la educación superior.

Durante este semestre académico el proyecto contó con el apoyo de 202 instituciones de educación superior y de formación para el trabajo y el desarrollo humano en todo el país. La Universidad Cooperativa de Colombia, con 38 estudiantes, la Fundación Universitaria del Área Andina, con 31, y la Corporación Universitaria Minuto de Dios, con 28, son las instituciones que han acogido un mayor número de jóvenes beneficiarios. A su vez, las carreras con mayor número de estudiantes a través del convenio fueron: Psicología, Derecho y Licenciatura en Pedagogía Infantil.

Diana Samacá Ramírez, directora de promoción socio-económica y Martha Castellanos, coordinadora de desarrollo de fondos de la Corporación Universitaria Minuto de Dios aseguran que “para UNIMINUTO es un honor, un orgullo y una gran responsabilidad que 28 jóvenes hayan elegido estudiar en esta Universidad, pues como institución educativa, caracterizada por la formación en valores y la formación del ser, debe comprometerse a entregarles el apoyo espiritual, psicosocial y académico para el cumplimiento de sus sueños.”

Al finalizar este semestre académico 11 beneficiarios de este proyecto obtuvieron sus títulos profesionales y, recibieron una serie de herramientas para hacer frente a la vida profesional e ir tras sus sueños.

Giselle Oriana López Viveros, trabajadora social de 23 años, recién egresada de la Universidad Mariana de Nariño, reconoce que el apoyo del Convenio ICBF-Ascún le permitió finalizar sus estudios de educación superior “siempre he teniendo presente que para el ser humano la educación debe ser la herramienta principal para avanzar, para obtener el cambio, por eso cuando recibí mi título no lo podía creer. Es muy significativo para mi proyecto de vida haber culminado los estudios de educación superior, el Proyecto Sueños, a través del Convenio ICBF-ASCUN, me permitió soñar, avanzar, creer en un futuro, en que los sueños, a pesar de las dificultades y de los obstáculos, siempre traen al final su recompensa y hoy los veo cumplidos”.

Asimismo, resaltó que el trabajo que se realiza a través del convenio entre ICBF y Ascún fue fundamental para motivarse, para soñar con un mejor mañana, “este trabajo ha hecho trascender a los jóvenes de ICBF en la historia, porque ya no solo estamos aquí para que nos protejan, también nos están fortaleciendo para que el día que salgamos seamos unos luchadores, unos guerreros, personas de bien, y excelentes profesionales”.

Ascún felicita a cada uno de los jóvenes beneficiarios del Proyecto Sueños, Oportunidades para Volar, por el compromiso que han adquirido con su proyecto de vida y por el esfuerzo que durante este primer semestre académico le han inyectado a cada una de sus actividades. Igualmente, agradece a cada una de las IES que les han abierto las puertas de un futuro mejor a los beneficiarios de este proyecto.