En el segundo semestre de 2017, 790 jóvenes de todo el país le apuestan a su oportunidad para volar

En el segundo semestre de 2017, 790 jóvenes de todo el país le apuestan a su oportunidad para volar
                                                                  En el segundo semestre de 2017, 790 jóvenes de todo el país
                                                                                     le apuestan a su oportunidad para volar


Finalizado el proceso de postulaciones y de evaluación del Comité Operativo, 790 jóvenes que se encuentran bajo protección del Instituto Colombiano Bienestar Familiar han sido aprobados para hacer parte del “Proyecto Sueños, Oportunidades para Volar” y, con el apoyo de Ascún, continuar su proceso académico en programas de educación superior o de formación para el trabajo y el desarrollo humano.

Para este semestre, se cuenta con el apoyo de 185 instituciones de educación superior de todo el país. La Universidad Cooperativa de Colombia, con 38 jóvenes, la Fundación Universitaria del Área Andina, con 31 jóvenes, y la Corporación Universitaria Minuto de Dios, con 28 jóvenes, son las instituciones que más jóvenes han acogido en el marco del Proyecto.

Los beneficiarios han escogido un total de 245 diferentes programas de educación superior o de formación para el trabajo y el desarrollo humano, siendo Psicología, Derecho y Trabajo Social las carreras más seleccionadas.

Valle del Cauca se convirtió en la regional que más jóvenes aporta el Proyecto, con 101 beneficiarios. Bogotá es la regional que más jóvenes nuevos vinculó al Proyecto con 19 beneficiarios, seguida de Santander con 15, y Tolima y Valle del Cauca, cada una con 15 jóvenes.

Para este semestre, el equipo del “Proyecto sueños, Oportunidades para Volar” tiene una apuesta fuerte en torno a la excelencia estudiantil. Dado que ya no basta con pensar en procesos de permanencia, se promoverán estándares que permitan mejorar los promedios académicos, los rendimientos de las pruebas Saber 11 y la interlocución con las IES para la solución de inquietudes.

Adicionalmente, se trabaja en un modelo de acompañamiento integral que permita estandarizar los procesos de cada una de las etapas en las que Ascún acompaña el Proyecto:
1.    Transición hacia la educación superior y formación para el trabajo.
2.    Formación, en la fase de pregrado y de formación para el trabajo y el desarrollo humano
3.    Acompañamiento en la vinculación laboral para la transición al egreso de la vida independiente y protección a los jóvenes.

 “Hay una apuesta académica muy fuerte para crear un plan de acompañamiento que queremos socializar a final de año”, asegura Laura Piña, coordinadora del Convenio en Ascún.

Durante este semestre, se ha proyectado también la realización del quinto Encuentro Nacional de Estudiantes, un espacio de encuentro, capacitación e intercambio de experiencias entre beneficiarios. El evento se realizará en el mes de octubre en el departamento del Quindío y se espera la participación de alrededor de 100 jóvenes.

Igualmente, el equipo de trabajo del Proyecto ha proyectado la realización del Primer Encuentro Nacional de Graduados, a través del cual  se busca que quienes han finalizado su proceso de formación académica retroalimenten el futuro del Proyecto y se interrelacionen bajo su papel de egresados.

A su vez, se continuarán adelantando estrategias que permitan mejorar los procesos de interlocución con las IES, los enlaces regionales y los jóvenes; la estrategia de Orientación Socio Ocupacional y el fortalecimiento de la transición hacia la vida autónoma e independiente de cada uno de los beneficiarios.