La educación superior está en un momento decisivo: Banco Mundial

La educación superior está en un momento decisivo: Banco Mundial

En promedio, el retorno económico para los graduados de educación superior en América Latina es del 104 por ciento superior al de un graduado de secundaria. En la imágen María Marta Ferreyra.

Expertos de esa entidad analizaron el miércoles 31 de mayo en EAFIT el panorama actual de la educación superior en América Latina y el Caribe durante la socialización de un estudio sobre el tema.

El estudio, presentado en la Universidad por invitación de la Escuela de Economía y Finanzas, advierte la necesidad de que las universidades entreguen información sobre sus desempeños.

La rápida expansión de los estudios universitarios en los distintos países de Latinoamérica, el impacto económico sobre las naciones, las políticas públicas vinculadas a las instituciones de educación superior y, en general, la presentación de un amplio panorama del sistema educativo fueron los temas abordados en la presentación del reporte Momento decisivo: la educación superior en América Latina y el Caribe, socializado por el Banco Mundial el miércoles 31 de mayo en EAFIT.

El estudio fue realizado por un equipo de especialistas en economía y educación, adscritos a esta organización internacional que trabaja por eliminar la pobreza, liderado por María Marta Ferreyra, economista y jefe para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, quien ha enfocado su investigación en los efectos de las reformas educativas a largo plazo y su impacto en las economías.

“Seguimos llenos de retos. Es cierto que hemos avanzado en América Latina significativamente en cobertura, aunque todavía tenemos déficits inmensos en temas de inclusión. En una ciudad como Medellín el 60 por ciento de los bachilleres, siendo muy generosos, se sigue quedando en las esquinas, sin oportunidades laborales. Tenemos también el reto digital, hacia dónde vamos las universidades y la internacionalización”, expresó Juan Luis Mejía Arango, rector de EAFIT durante la instalación del evento.

Para los expertos del Banco Mundial, el informe destaca tres aspectos fundamentales de la educación superior en la región, relacionados con la calidad, la diversidad y la equidad. Según su análisis la formación universitaria –ya sea profesional o técnica– es la mejor manera de impulsar el desarrollo de los países con el aumento de la productividad, la innovación y el crecimiento económico.

De esta manera, explican, la educación superior se ha ido expandiendo radicalmente gracias al crecimiento acelerado que presentó América Latina y el Caribe durante los últimos 15 años. En la región el promedio de matrículas, desde el año 2000 a 2013, según cifras del informe, creció del 21 al 43 por ciento. Esto significa que más de 20 millones de estudiantes, 10.000 instituciones y 60.000 programas hacen parte actualmente del sistema.

“Una de las características de este nuevo panorama es la presencia de estudiantes nuevos en el sistema, universitarios que provienen de sectores de ingresos más bajos, que lamentablemente están menos preparados académicamente para el trabajo de la educación superior. Frente a este panorama nuevo y complejo, frente a este déficit de calidad, de equidad y de variedad decimos que estamos en un momento decisivo, en el cual es importante tomar decisiones serias y con suma urgencia”, manifestó María Marta Ferreyra, investigadora y representante del Banco Mundial para América Latina.

Algunos de los aspectos del informe en los que enfatizó María Marta Ferreyra es la necesidad de que las instituciones de educación superior de la región entreguen información sobre los índices de empleabilidad de sus egresados y las tasas de salarios que consiguen. Esto, explicó, ayudaría a que en el caso de las universidades privadas los estudiantes tengan claridad sobre dónde hacen su inversión y, además, incentivaría a las instituciones a ofrecer programas que estén acordes con las necesidades del mercado laboral. En el caso de las universidades públicas esa información permitiría evaluar los resultados de las inversiones que hacen los gobiernos en educación.