Las universidades aportan su conocimiento a los diálogos de paz

Las universidades aportan su conocimiento a los diálogos de paz

19 de mayo de 2015

Las universidades son el escenario para propiciar el debate, el diálogo y la construcción crítica, en medio del proceso de paz que se negocia en La Habana.De hecho, una de las dificultades dentro del proceso es que no existen mecanismos efectivos para que la opinión pública entienda exactamente qué pasa en La Habana.

Así lo reconoció hace unos meses el presidente de la República, Juan Manuel Santos, quien informó que el 60 por ciento de la gente desconoce los resultados del proceso.

Por esta razón, según, Juan Diego Castrillón Orrego, rector de la Universidad del Cauca y representante del sector académico en el Consejo Nacional de Paz, actualmente en muchas universidades se debaten los acuerdos y documentos generados en este escenario.

De otro lado, la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún) tiene un acuerdo con el Congreso de la República para hacer eventos en todo el país, explicando a la ciudadanía las diferentes dimensiones que tiene el proceso que se vive con las Farc.

También tenemos el proyecto Hagamos las Paces , que en coordinación con la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y las Naciones Unidas busca hacer pedagogía sobre el fin del conflicto, la construcción de la paz y el papel de los jóvenes , dice Castrillón.

En este sentido, la Universidad Nacional y Naciones Unidas han organizado en distintas regiones, por medio del Centro de Pensamiento y Seguimiento a los Diálogos de Paz, los foros sobre participación política con víctimas del conflicto.

Las reflexiones de dichos foros son enviadas a La Habana para ser tenidas en cuenta en la mesa.

Una de las posturas de las universidades fue expuesta recientemente en el Segundo Foro de la Alianza de las Universidades para la Paz, en el que docentes de la Javeriana, la Nacional, los Andes y el Externado coincidieron con que en La Habana no deben reducir la discusión sobre la justicia transicional a los posibles beneficios legales para los victimarios, porque la paz es un bien superior.

Por último, Diana Rojas Rivera, del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales, dice que hay que seguir investigando los impactos de la guerra en las regiones y los procesos de desmovilización y reinserción.