Docente Uninorte fue reconocida por el programa Para Mujeres en la Ciencia

Docente Uninorte fue reconocida por el programa Para Mujeres en la Ciencia
En la decimoprimera edición del programa “Para las Mujeres en la Ciencia”, 14 científicas colombianas fueron reconocidas por sus grandes aportes al desarrollo de la ciencia. Luz Adriana Mejía, profesora de Matemáticas de Uninorte, fue una de las galardonadas en la ceremonia virtual que se realizó el jueves, 10 de diciembre.
 
Esta iniciativa, que es liderada por L’Oreal desde hace 11 años y cuenta con el apoyo de Unesco, Minciencias, la Cancillería e Icetex, busca apoyar e incentivar el trabajo de las mujeres científicas. En su historia ha beneficiado a más de 3000 mujeres en 115 países con la entrega de becas; y en Colombia, a la fecha, se han reconocido a 44 mujeres, incluyendo a las ganadoras de la edición 2020.
 
La profesora Luz Adriana Mejía recibe este reconocimiento como un premio a la ciencia que ella desarrolla porque le gusta, no porque los jurados esperen que sus investigaciones cambien el mundo. De hecho, su campo de estudio es la matemática pura, donde en principio no es fácil identificar aplicaciones directas. Incluso hasta le resulta difícil dar a entender en qué consiste su trabajo. En términos académicos, su investigación se enfoca en estudiar una familia de categorías no-semi simples, provenientes de la física cuántica, llamadas Fermiones Simplécticos.
 
Para entender un poco mejor, la profesora explica que todo surge de la física cuántica, donde se empiezan a identificar cierto comportamiento en la materia que pueden extrapolar a ciertas ecuaciones matemáticas. “Así llegan, por ejemplo, a las ecuaciones de Yang-Baxter y les interesa saber cómo son las soluciones y, si existe, cuántas son, qué hacen. A raíz de todo eso se empiezan a desarrollar teorías matemáticas, que ya de por sí solas son auto contenidas”, dice, y confiesa que al trabajar la matemática se olvidan del trasfondo físico.
 
“Esa es una de las cosas que me parece interesante de este premio. Para los que hacemos investigación en matemática pura o en alguna ciencia pura es muy difícil obtener subsidios o becas o premios, porque no hay una aplicación directa en la que pueda decir: esto me va a servir, por ejemplo, para controlar el clima o para una cura de una enfermedad. Es lo que me ha motivado tanto de este premio, porque puedes seguir haciendo lo que te gusta, sea una investigación pura, aplicada, no importa. Te premian por hacer lo que te gusta. Siendo mujer. Y te lo ganaste sola, porque acá premian tu trabajo, tu trayectoria. Eso es muy gratificante”, agrega.
 
Luz Adriana Mejía, tiene 34 años, es doctora en matemáticas, una ciencia de la que se enamoró por accidente. Luego de finalizar el colegio quería estudiar Ingeniería Química en la Universidad Nacional, pero no pasó la admisión, así que sus padres le sugirieron estudiar por un semestre una carrera que le llamara la atención y que después se presentara nuevamente en la Nacional. Escogió Matemáticas en la Sergio Arboleda y ahí se quedó.
 
“Me fascinó, me gustó mucho eso de tener que probar todo, de que te dan una lista de afirmaciones y con eso tienes que probar absolutamente todo. La lógica detrás. Me enamoré. Lo que más me apasiona de las matemáticas en que todo es cierto o falso, no es lo que yo creo, lo que opino”, señala.
 
Pese a los estereotipos persistentes en nuestras sociedades, sobre el papel de las mujeres en una ciencia como la matemática, Luz Adriana considera que la situación ha ido cambiando, y ya no se ven grandes diferencias de género a nivel de estudios universitarios, sino en el campo laboral académico, donde aún se perciben las diferencias generacionales. “Es muy agradable ver cómo ese preconcepto ya no está tanto en las chicas”. A esas chicas el único mensaje que les quiere transmitir es que hagan los que las haga felices.
 
Apoyo a la ciencia que hacen mujeres
 
Durante la ceremonia de entrega del reconocimiento, Alberto Mario Rincón, gerente general de L’Oreal Colombia, dirigió unas palabras en las que destacó las cifras de participación de mujeres en la ciencia alrededor del mundo, que evidencian un largo camino que aún queda por recorrer en materia de equidad de género.
 
"Hoy, más que nunca, la innovación y el desarrollo científico son un tema de primer nivel, tanto para para el país como para el mundo. Y es por ello que en L’Oreal tenemos la firme convicción de que el mundo necesita de la ciencia y la ciencia necesita de las mujeres”, dijo.
 
Este año el programa recibió 225 postulaciones de distintas científicas colombianas, de las que 105 fueron radicadas y 91 proyectos de investigación pasaron a fase de evaluación, entre los que se recibieron 30 propuestas sobre ciencias médicas, 29 de ciencias de la vida, 12 sobre ciencias agrarias, 10 relacionadas con ciencias tecnológicas, 7 enfocados en química y 3 propuestas en física.
 
La ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación, Mabel Torres, manifestó su agradecimiento por esta iniciativa y celebró el homenaje a mujeres que con su sacrificio y con todo su empeño, responsabilidad y amor, hacen de Colombia y del planeta un mejor universo para vivir. “Es un honor poder compartir en este espacio con mujeres tan influyentes que han dedicado su vida a la ciencia y que desde la investigación han hecho un gran aporte al desarrollo sostenible del país. Gracias a ustedes por fortalecer el papel de la mujer en actividades clave para el desarrollo de la ciencia y la tecnología en Colombia y en el mundo”, dijo.