EL SEMILLERO DE COHETERÍA UIS VUELA ALTO EN LATINOAMÉRICA

EL SEMILLERO DE COHETERÍA UIS VUELA ALTO EN LATINOAMÉRICA
Durante un año el Semillero de Cohetería UIS Aeroespacial (SCUA) desarrolló el diseño de dos artefactos aeroespaciales en su misión de representar con tenacidad a la Universidad y al país en el Latin American Space Challenge (LASC) en su edición 2020.

Este esfuerzo que se vio compensado el pasado 29 de noviembre cuando lograron el segundo lugar en la categoría de satélites Cansat. 

La idea de los dos artefactos está en la cabeza de los integrantes del semillero desde el 2019, cuando sus planes era dirigirse este año a Brasil con la intención de ver volar sus sueños en el cohete de corto alcance que llevaría a un kilómetro de altura un pequeño artefacto del tamaño de una lata de gaseosa capaz de medir la polución del aire mientras descendía de manera controlada a la tierra. Estos planes cambiaron con la llegada de la pandemia de la Covid-19 que obligaron a que esta edición del LASC, se tuviera que vivir virtualmente, y los dispositivos se evaluaran desde un nivel únicamente teórico. 

Las dos categorías fueron en las cuales participó SCUA fueron la de cohete espacial de corto alcance y satélite Cansat, siendo la primera vez que este grupo competía en esta disciplina, lo cual hace doblemente glorioso el segundo lugar a nivel continental. “Para nosotros es una gran victoria, es la primera vez que competíamos en la línea Cansat y a nivel internacional. Para la Universidad es maravilloso. Gracias al trabajo del profesor Julián Rodríguez estamos viendo unos resultados significativos y continuos. Para los muchachos que participaron es un gran logro que los estimulara en sus metas científicas y académicas. Estamos dejando los procesos de formación de la UIS en alto”, dice Daniel León, estudiante de Maestría en Ingeniería Mecánica y líder de equipo del proyecto. 

Mauricio Rojas, quien en los grados de septiembre se graduó de Ingeniería Mecánica en la Universidad, trabajó en el área del modelamiento mecánico del Cansat y no puede esconder su alegría por esta victoria. “Todo el conocimiento que adquirimos para este proyecto fue guiado por la pasión, esto no representaba una obligación académica solo las ganas de aprender de este maravilloso campo. Todo sacrificio da frutos, y lo estamos viviendo”.
 
El Cansat 

El grupo estuvo liderado por profesor de la Escuela de Ingeniería Eléctrica, Electrónica y de Telecomunicaciones y director de SCUA, Julián Rodríguez Ferreira, quien explica de forma clara que son estos artefactos que hoy tienen volando de orgullo a la UIS. 

“Los satélites enlatados o Cansat, son una plataforma pedagógica, no es un dispositivo con la capacidad de viajar al espacio, sino un sistema equivalente a lo que es un satélite y limitado por su volumen. Can en inglés significa lata, de ahí el nombre de estos artefactos que tiene como reto poner los sistemas equivalentes a un satélite en un componente del tamaño de una lata de gaseosa, así los estudiantes pueden desarrollar dispositivos a bajo costo que los atraiga al diseño aeroespacial y los someta a un reto que pone a prueba la creatividad y la capacidad de innovación. Por otra parte, aprenden haciendo y se logran integrar en equipos de desarrollo multidisciplinarios”. 

El Cansat diseñado por SCUA tiene como propósito realizar mediciones atmosféricas correspondientes a la contaminación mientras realiza su desciende tras salir expulsado del cohete diseñado en la otra categoría de la competición. Daniel León explica las características que hacían especial al Cansat de la UIS. “El elemento que nos dio el segundo puesto fue el diseño del sistema de recuperación, cuando del cohete se despliega la carga útil, se abre un parapente, mientras que en la parte posterior del cansat una hélice con motor permite hacer un desplazamiento que permite que el Cansat permanezca más tiempo en el aire recopilando datos y una caída controlada, evitando que el cansat se pierda o represente dificultades a la hora de recuperarlo. También posee un sistema de transmisión de video y de datos para el monitoreo en la base en tierra”. 

Pero este logro no es un premio aislado, sino la continuación de un proceso que busca, como dijo el profesor Rodríguez Ferreira en una entrevista al medio Catedra UIS, “consolidar a la UIS como uno de los líderes en materia aeroespacial en Colombia”.  Por esto este trabajo sigue la coherencia científica de los proyectos del globo atmosférico o el satélite aeroespacial que también lidera el científico de la UIS. “Nuestras investigaciones en asuntos aeroespaciales están concentradas en un fondo científico transversal a todos los proyectos, que es la observación de la tierra desde diferentes plataformas. Observando la atmosfera y la superficie de la tierra también podemos determinar la contaminación terrestre y sus efectos en la atmosfera, como también trabajar en materia de atención y prevención de desastres”.