EMOCIONANTE BATALLA DE REMEROS EN LA ESCUELA NAVAL DE CADETES

EMOCIONANTE BATALLA DE REMEROS EN LA ESCUELA NAVAL DE CADETES
Con el ánimo de fortalecer la condición física y forjar el espíritu marinero en los jóvenes que se forman para ser Oficiales de la Armada de Colombia, se realizó la primera batalla de remeros en la piscina de la Escuela Naval de Cadetes “Almirante Padilla”.
 
El evento fue posible, gracias al apoyo de la empresa de construcción naval Eduardoño, quien construyó un bote dragón para las actividades deportivas de los alumnos de la Escuela Naval de Cadetes. La donación se realizó en una ceremonia especial, presidida por el Contralmirante Juan Ricardo Rozo Obregón, Comandante de la Fuerza Naval del Caribe, el Capitán de Navío John Henry Ruiz Murcia, Director encargado de la Escuela Naval de Cadetes; y una comitiva de la empresa Eduardoño.
 
En una batalla de remeros, como en la de halada de cabo, gana el equipo que consiga arrastrar a su oponente más allá de la línea guía ubicada en el centro, sólo que en esta modalidad el juego es a bordo de un bote tipo "dragón" doble proa y los equipos en lugar de halar deben remar enfrentados uno al otro.
 
Los competidores son una representación de la compañía Brión (verde) y la compañía Tono (rojo), posicionándose esta última como vencedora de la competencia inaugural.
 
El Contralmirante Juan Ricardo Rozo Obregón agradeció a la empresa Eduardoño por su apoyo constante a la institución, al tiempo que resaltó la importancia de este nuevo juego en la formación náutica de los futuros Oficiales de la Armada de Colombia. “Las tradiciones tienen que comenzar en algún momento y hoy es el día en que comienza una nueva tradición naval en la Escuela Naval, con este bote” agregó.
 
Durante el evento, se realizó también la imposición de la Medalla de Servicios Distinguidos a la Armada de Colombia, a María Eugenia Londoño Escobar, socia y propietaria de Eduardoño, por el apoyo constante de esta empresa a diferentes procesos que adelanta la Armada de Colombia.