Estampilla Pro UNAL Sede Caribe ya es ley

Estampilla Pro UNAL Sede Caribe ya es ley
La norma autoriza a la Asamblea Departamental Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina para que ordene la emisión de la Estampilla hasta por la suma de 300.000 millones de pesos para su recaudo, o por un término de 30 años a partir de la entrada en vigencia de la aplicación de dicha Ley, por lo que señala además que “se entenderá cumplido el espíritu de la ley cuando se cumplan alguna de las dos condiciones”.

Así mismo se deja claro que “el recaudo obtenido por el uso de la Estampilla se destinará a los gastos e inversiones que el Consejo Superior de la UNAL determine, órgano al cual compete la administración de los valores recaudados”.

También se establece que “con el fin de incentivar el proceso de formación y nivelación de jóvenes en etapa temprana de sus estudios en educación superior, se deberá destinar no menos del 30 % del recaudo de la Estampilla para el fortalecimiento del Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica (Peama), y no menos del 10 % del para el desarrollo científico de las líneas de investigación institucionales de la Universidad, especialmente aquellas enfocadas en áreas de biología y estudios del Caribe”.

Para la profesora Adriana Santos, directora de la UNAL Sede Caribe, “lo más importante de esta nueva ley es lograr financiar el apoyo para que los jóvenes raizales puedan estudiar sus carreras profesionales y contar con la infraestructura que se requiere. Así se podrían cerrar las brechas de este departamento que ha adolecido de apoyos definitivos para nuestros estudiantes”.

La iniciativa, autoría del representante a la Cámara por San Andrés Jorge Méndez, había sido aprobada por unanimidad durante una sesión de la plenaria mixta, con ponencia del senador Édgar de Jesús Díaz Contreras del Partido Cambio Radical, después de lo cual pasó a sanción presidencial.

Recursos para investigación en el Caribe

En relación con los recursos que se destinarán al desarrollo científico – enfocado particularmente en áreas de biología y estudios del Caribe–, la directora de la UNAL Sede Caribe considera que “de esta manera se abren posibilidades de apalancar recursos para investigación en ciencias del mar y de estudios del Caribe en su contexto interdisciplinar, lo que será fundamental para el avance del conocimiento de las Islas y posicionarlas como un nodo importante en ciencia, tecnología e innovación”.


En su artículo 3, la Ley autoriza a la Asamblea Departamental del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina para que determine las características, tarifas y todos los demás asuntos referentes al uso obligatorio de la Estampilla, en las actividades y operaciones que se deban realizar en el departamento y en el municipio de Providencia y Santa Catalina.


“Los actos que expida la Asamblea de Departamental en desarrollo de lo expuesto en la presente ley serán llevados a conocimiento del Gobierno nacional a través del Ministerio de Hacienda y Crédito Público”, señala la ley.

El control del recaudo y del traslado de los recursos de la Universidad estará a cargo de la Contraloría General del Departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, o de oficinas delegadas con jurisdicción y competencia sobre control fiscal.

Según el texto aprobado, el rector de la UNAL deberá rendir un informe en marzo de cada año a las Comisiones Tercera de Senado y Cámara sobre los montos y la ejecución de los recursos obtenidos por la Estampilla. De igual manera, se debe enviar copia del informe a la Asamblea Departamental del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.


Redactado por: Universidad Nacional de Colombia
Mayor información: agenciadenoticias.unal.edu.co