Estudiantes UNAL crean Videojuego que mejoraría la atención en los niños

Estudiantes UNAL crean Videojuego que mejoraría la atención en los niños
La herramienta lúdica incluye una serie de pruebas que se convierten en retos para los menores con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), quienes desde un celular o una tablet deben cruzar laberintos para encontrar las semejanzas entre figuras, lo que estimula su concentración, memoria e interés.
Esta es la propuesta de los estudiantes Stiven Alejandro Viñez, Christian Camilo Gallego, Daniel López y Juan Pablo Loaiza Pérez, del programa de Administración de Sistemas Informáticos de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Manizales, quienes desarrollaron una aplicación móvil para niños entre 8 y 12 años con ciertos tipos de TDAH.
 
La aplicación móvil ofrece una opción no farmacológica para mejorar los síntomas asociados con este trastorno en los niños y es un ejemplo importante del creciente campo de la terapia digital y la terapéutica digital.
 
En el juego que se puede descargar como una aplicación en un dispositivo móvil, los pequeños usuarios se enfrentan a pruebas centradas en encontrar elementos ocultos, evadir obstáculos, tomar decisiones y desarrollar test de memoria.
 
“Con estas actividades se estimula la concentración cuando, por ejemplo, el niño debe acertar en las parejas de figuras ocultas encontrándolas una por una. Cada prueba tiene niveles diferentes, como pasa en los videojuegos convencionales”, indicó el estudiante Viñez.
 
Agregó que como tratamiento, los niños deberán interactuar con el juego 30 minutos por día, cinco días a la semana, en el transcurso de un ciclo de un mes.
 
“Cuando el juego sea prescripto por el médico, el niño deberá completar cinco misiones en un tiempo predeterminado; cuando complete esas misiones, el juego no permitirá realizar más misiones hasta el día siguiente”.
 
Por cada acierto o prueba superada se genera un puntaje, acompañado de registro del tiempo, número de aciertos, diagnóstico y recomendaciones.
 
Síntomas del TDAH
 
El TDAH es un trastorno común del desarrollo neurológico que generalmente se diagnostica por primera vez en la niñez y puede durar hasta la edad adulta.
 
Alrededor de 4 millones de niños de 6 a 11 años se ven afectados por el TDAH, cuyos síntomas incluyen dificultad tanto para mantenerse enfocado y prestar atención como para controlar el comportamiento.
 
Los autores del aplicativo móvil explican que el juego tiene una interfaz principal que le da la bienvenida al usuario, y una barra, denominada “Vida”, en la que el niño encuentra la posibilidad de escoger el jugador, conocer el puntaje y el control del movimiento que se hace de forma táctil.
 
El estudiante Viñez advierte que siempre que el menor interactúe con el juego debe estar acompañado de un adulto que le lea las indicaciones del videojuego al finalizar cada nivel, según su desempeño.
 
Si el puntaje del videojuego identifica que el niño tiene fallas en la memoria de corto plazo se recomienda crear asociaciones que conecten los detalles que él intenta recordar, con imágenes y sonidos.
 
A los niños que no se fijan muy bien en el entorno del juego se les invita a hacer ejercicios de clasificación de colores o juegos de rompecabezas para que aprendan a identificar y distinguir objetos.
 
Así mismo, a aquellos que no son capaces de coordinar los movimientos de los dedos para superar obstáculos, se les recomienda ejercicios como cortar, pintar, escribir, rasgar, colorear y manipular plastilina, lo que permite ejercitar y mover las manos y los dedos.
 
Si el niño se distrae con facilidad se aconsejan ejercicios como copiar dibujos o hacerlos uniendo puntos, resolver laberintos y sopas de letras, procurando siempre que esté en un ambiente tranquilo y sin distracciones.
 
Para ejercitar la rapidez y la habilidad del niño se recomiendan juegos de manos con cordones, como la telaraña; también es una buena idea colorear con crayones para mejorar su habilidad.
 
Se deben destacar las buenas decisiones o estrategias que al niño se le ocurren cuando supera desafíos en su vida cotidiana; además se recomienda disminuir el grado de dificultad cuando no sea capaz de resolver una prueba y hacer un acompañamiento integral hasta que la supere.