Great Place to Work certifica el ambiente laboral “excelente” de Uninorte

Great Place to Work certifica el ambiente laboral “excelente” de Uninorte
Los resultados para 2020 del estudio de la firma Great Place to Work Institute (GPTW), que define los mejores lugares para trabajar, certifican que el ambiente laboral en la Universidad del Norte se encuentra en un estadio “excelente”, lo que la hace un empleador excepcional y ejemplar en el país. El índice de ambiente laboral obtenido este año es de 94,5 %; 11,3 puntos adicionales con respecto a la medición de 2018, que fue de 83,2 %.
 
El informe evalúa 26 variables relacionadas con la confianza que inspiran los líderes, la camaradería presente en el grupo de trabajo y el orgullo que produce el trabajo, el equipo y la empresa. Para la medición se empleó una muestra de 1497 trabajadores, entre docentes, funcionarios administrativos y de apoyo académico, quienes contestaron una encuesta de forma virtual en julio de este año. El 83 % de las personas que participaron se encontraban trabajando desde sus casas.
 
“Para nuestra universidad un excelente clima laboral es la base para el logro de los objetivos de manera sostenida, y es de gran importancia continuar consolidando una cultura de sentido de pertenencia, respeto, confianza, imparcialidad, camaradería y orgullo. Es por ello que seguiremos trabajando y evolucionando para seguir fortaleciendo nuestro ambiente laboral con la activa participación de cada uno de nuestros miembros”, dijo el rector Adolfo Meisel el 2 de octubre en la socialización de los resultados del estudio.
 
Por parte de GPTW, el informe resultados destaca que los colaboradores de Uninorte son muy receptivos y agradecidos con los esfuerzos institucionales; además, menciona que la universidad se fortaleció aspectos como reconocimiento cotidiano y comunicación abierta y cercana: los mayores rendimientos estuvieron en información, confiabilidad, desarrollo y vida personal.
 
Beatriz Vergara, directora de Gestión Humana, señala que la mejora en el indicador de ambiente laboral se debe al trabajo excelente y comprometido que viene haciendo la institución desde diferentes frentes, trabajando con mucha conciencia en las oportunidades de mejora que se identifican a través de las mediciones de clima y de nuestros procesos de auto evaluación interna. 
 
“El enfoque en el bienestar de nuestros colaboradores y el mejoramiento de su calidad de vida y, por ende, el de sus familias, nos ha permitido evolucionar en cuanto a ofrecer mejores y novedosos programas de apoyo, respondiendo cada vez más a sus necesidades y expectativas”, agregó Vergara.
 
Para la evaluación de GPTW se recibieron 1084 comentarios a la pregunta sobre qué hace de Uninorte un gran lugar para trabajar, donde las respuestas más representativas estuvieron asociadas a la preocupación de la universidad por el bienestar de sus colaboradores, la estabilidad laboral y el compañerismo que se vive al interior de los grupos de trabajo.
 
De acuerdo con Vergara, la universidad se ha planteado retos y desafíos importantes relacionados con mantener el sello como empresa familiarmente responsable. Se ha trabajado en las expectativas de los colaboradores, extendiendo los beneficios hacia sus familias, fortaleciendo la conciliación y la flexibilidad laboral; además se han transformado los estilos de liderazgo hacia niveles superiores de confianza, brindando bienestar que contribuya a la felicidad de las personas. 
 
“El fin es que nuestros colaboradores se sigan sintiendo como en una gran familia, cuenten con los recursos necesarios que fortalezcan la calidad de su trabajo y logremos los objetivos institucionales en cada uno de los procesos en consonancia con los personales”, dijo la directora de Gestión Humana.
 
Sobre las oportunidades de mejora se recibieron 571 comentarios de los colaboradores que se relacionan con mayor compresión hacia algunos segmentos poblacionales con el fin de dar respuestas adecuadas a sus necesidades y el fortalecimiento de la empatía hacia la perspectiva y sensibilidad que son propias de las minorías étnicas. Para Vergara estos temas estaban previamente identificados, por lo que se seguirá trabajando para seguirlos mejorando.
 
Debido a que la muestra del estudio se aplicó durante la pandemia por covid-19, Beatriz Vergara destaca que las decisiones institucionales en este periodo le permitieron a la institución demostrar que se preocupa por el bienestar, la estabilidad, el cuidado por la salud personal y familiar. “Continuamos laborando con el 85 % de la planta personal desde casas, sin disminuir ni suspender contratos o salarios”. 
 
También resalta que en este periodo se implementó un programa de apoyo enfocado a proporcionar las herramientas tecnológicas, psicológicas y de acompañamiento profesional y personal a los colaboradores que lo requirieron, con actividades diversas como capacitaciones, asesorías ergonómicas, Ami en casa, asesoría psicológica 24 horas, pólizas de salud, Intdoor Training virtuales, celebraciones Institucionales virtuales, vacacionales para niños en casa, etc.
 
En últimas, los buenos resultados de esta evaluación representan desafíos para la universidad en el sentido de mantenerlos y seguir ofreciendo servicios novedosos que apalanquen el esfuerzo de los colaboradores. “Cada año nos planteamos revisar el uso y satisfacción de nuestros programas de beneficios, para aumentar aquellos que son más deseados por los colaboradores, a la vez que replanteamos los de menos uso; esto nos permite optimizar y enfocarnos en las necesidades reales de nuestros colaboradores”, finaliza Vergara.