LA SERGIO ARBOLEDA Y LA CAR SE UNEN PARA MONITOREAR Y PRESERVAR LA FLORA EN CUNDINAMARCA, CON TECNOLOGÍAS 4.0

LA SERGIO ARBOLEDA Y LA CAR SE UNEN PARA MONITOREAR Y PRESERVAR LA FLORA EN CUNDINAMARCA, CON TECNOLOGÍAS 4.0
El Departamento de Proyectos Especiales de La Sergio liderará, con el uso de drones y desarrollos de software, la realización del primer inventario de flora en la región de Cundinamarca.

La Universidad Sergio Arboleda desarrolló e implementó un sistema de observación de la tierra para cuantificar y monitorear las especies de flora, un proyecto que será fundamental para que la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR, pueda conocer, identificar, cualificar, cuantificar y localizar dichas especies en el departamento de Cundinamarca.

“Creemos que este proyecto, como experiencia enriquecedora, ilustra y materializa cómo el trabajo mancomunado entre la academia y las autoridades públicas puede enfocarse en buscar el bien de la comunidad y en solucionar necesidades reales del país, a partir de la práctica y el conocimiento técnico en proyectos de investigación aplicada”, aseguró Héctor Mauricio Ramírez Daza, subdirector de Proyectos Especiales de La Sergio.

El inventario de flora que tendrá la CAR, basado en los datos e información que recopilará el Departamento de Proyectos Especiales de La Sergio, será la base fundamental para modelar el territorio y trazar las políticas de planificación ambiental territorial, en las que se armonicen los objetivos de conservación y el aprovechamiento de estos recursos naturales de manera sostenible.

Particularmente, uno de los objetivos de este proyecto es generar la primera librería espectral de la corporación y, mediante el uso de equipos de espectrometría adquiridos para el proyecto, organizar recorridos de campo por el área de estudio, con miras a localizar 74 especies priorizadas por la CAR, porque son especies nativas que se encuentran en amenaza para su conservación –como el Roble Andino (Quercus humboltii)– o porque son especies introducidas y se han vuelto no deseadas dentro de estos ecosistemas. Este último es el caso del Retamo espinoso (Ulex eurapaeus).

A cada una de estas especies se les tomó una firma espectral, es decir, la huella inequívoca que se genera a partir del reflejo de la luz del sol sobre la superficie que la planta posee y que, mediante procesamiento digital, le permite ser localizada sobre la imagen en un Sistema de Información Geográfico.

En la primera fase de este proyecto, que involucrará a todo el departamento de Cundinamarca y que contempla cuatro etapas, la Universidad Sergio Arboleda monitoreó 90 mil hectáreas aproximadamente, dentro del área de los cerros Orientales de Bogotá y en el páramo de Cruz Verde-Sumapaz.

RECURSOS TECNOLÓGICOS EN EL PROYECTO
El Departamento de Proyectos Especiales de La Sergio realizó un vuelo fotogramétrico con sensores remotos aerotransportados de origen austriaco, nunca antes usados en Latinoamérica para proyecto alguno. Estos equipos fueron traídos específicamente para este proyecto debido a su capacidad para tomar imágenes de la superficie de la Tierra con una amplísima cobertura, es decir, permiten tener una mayor eficiencia a la hora de volar y capturar con imágenes las especies vegetales de estas zonas.

Las imágenes que se tomaron cubren toda el área con menos de un 3% de nubosidad y tienen un tamaño de pixel de 10 cm, lo que significa que cualquier elemento mayor a 10 centímetros cuadrados, que se encuentre dentro de la zona de estudio, queda registrado. Adicionalmente, las imágenes capturaron información del visible y del infrarrojo, lo cual resulta ser información valiosa para otros proyectos de investigación ambiental.

Asimismo, la Universidad importó equipos de espectrometría, de fabricación norteamericana, que tienen la capacidad de tomar datos continuos en los rangos de 350 nanómetros hasta 2500 nanómetros, es decir, desde el visible, el infrarrojo cercano y el infrarrojo de onda corta.

Como complemento a todo este trabajo florístico y espectral, La Sergio desarrolló un módulo de software para sistemas de información geográfico a la medida, que se incorporará al Sistema de la CAR-PESCAR. Este módulo permite el procesamiento de imágenes de sensores remotos ya sean satelitales, aerotransportadas o de drones para localizar no solamente las especies vegetales del listado reportado en campo sino, también, las principales coberturas y los usos del suelo mediante clasificación orientada a objetos.

Finalmente, el Departamento de Proyectos Especiales de La Sergio llevó a cabo una serie de capacitaciones en asuntos de procesamiento digital de imágenes y espectrometría, dirigidas al personal de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR, esto con el fin de garantizar la sostenibilidad del proyecto. Para ello, el cuerpo docente de La Sergio y un profesor norteamericano, experto en espectrometría, fueron los encargados de esta labor.

Así es como este proyecto de la primera autoridad ambiental a nivel regional vincula las líneas de trabajo de la Escuela de Ciencias Exactas e Ingeniería de la Universidad Sergio Arboleda, tales como la observación de la Tierra, el desarrollo de software y el procesamiento de firmas espectrales para apoyar los procesos de planificación territorial, la conservación del medio natural y el desarrollo sostenible.