Proceso para obtener extracto biocida recibe patente de la SIC

Proceso para obtener extracto biocida recibe patente de la SIC
La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) otorgó patente de invención a los “procesos para obtener un extracto biocida”, del Grupo de Investigación “Sustancias Activas y Biotecnología” de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Medellín.
El proceso comprende las etapas de aislamiento y cultivo de bacterias, la preparación de un pre-inóculo para ponerlo en contacto con una resina adsorbente hidrofóbica y, por último, la extracción de un solvente orgánico hasta obtener los extractos bacterianos con actividad fungicida, insecticida y de repelencia.
 
Dichos extractos se obtuvieron a partir de bacterias del género Bacillus sp., Serratia sp., Pseudomonas sp., Burkholderia sp., Brevundimonas sp., Escherichia sp., Delftia sp., Acinetobacter sp., Photorhabdus sp. y Xenorhabdus sp.
 
Esta invención, que se enmarca en el campo de los bioprocesos, responde a la necesidad permanente de buscar nuevos compuestos para satisfacer la demanda de productos con actividad biocida.
 
El objetivo del grupo Sustancias Activas y Biotecnología (SaBio), se centra en la búsqueda de sustancias activas o metabolitos activos promisorios para diferentes áreas de la industria, por ser una fuente importante de productos naturales con propiedades biológicas como antibacteriales, antifúngicos, antiparasitarios, antitumorales, antivirales y herbicidas, entre otros.
 
En el campo agroindustrial se centra en la búsqueda de alternativas para combatir problemas fitosanitarios e insectos con estatus de plaga, con alternativas ambientalmente amigables y que puedan responder de manera eficiente a la demanda internacional de productos libres de contaminantes tóxicos.
 
Una de las áreas de investigación del grupo se centra en la búsqueda de alternativas para el manejo de la hormiga “arriera” especie Atta cephalotes, la cual representa un problema para los agricultores, empresas reforestadoras y áreas urbanas, al estar relacionada con daños a más de 47 cultivos e impacto a los suelos por el gran tamaño de los nidos que construye, que pueden ocasionar problemas de erosión y deslizamientos de tierra. Alrededor de esta problemática se han involucrado varias  tesis de grado (TDG) y maestría.
 
Los procesos referidos cumplen los requisitos de novedad, nivel inventivo y aplicación industrial y la patente, otorgada mediante la resolución 13620, tiene vigencia hasta diciembre de 2036.
 
El proyecto fue desarrollado por las profesoras Magaly Romero y Adriana Ortiz, y los estudiantes Miguel Uribe, Natalia Arango y Luisa Fernanda Torres.
 
Ventajas de los extractos bacterianos
 
Según la profesora Ortiz, los extractos de origen bacteriano tienen varias ventajas frente a los de origen botánico, al disminuir el impacto por el uso de la tierra para cultivar grandes volúmenes de masa vegetal requerida para sus procesos. Esta actividad ha sido controvertida por  cuanto se considera que el uso del suelo debe destinarse a la producción de alimentos.
 
Adicionalmente, las sustancias no dejan residuos tóxicos perjudiciales al ambiente ni a los suelos y se evita introducir microorganismos vivos como agentes de control, con lo cual no se afecta el equilibrio ecológico de los ecosistemas donde son utilizados.
 
Un aspecto importante que rescatan las investigadoras es el uso de la biodiversidad para buscar soluciones no solo locales, sino a nivel mundial. En la actualidad, existe una urgente necesidad de desarrollar nuevos antibióticos y antivirales. Ello, debido a que las enfermedades infecciosas representan la segunda causa de mortalidad en el mundo, al desarrollo y expansión de patógenos multirresistentes, a la evolución de los agentes infecciosos y a la toxicidad de algunos compuestos terapéuticos.
 
“Queremos rescatar el uso de nuestra biodiversidad, porque las bacterias son colectadas en Colombia utilizando diversas fuentes como los insectos, de los que no se conoce su potencial”, advierte la investigadora.
 
Algunas de las bacterias que forman parte de la patente fueron tomadas de hormigas y nemátodos, lo que podría llevar a solucionar varios problemas que hoy nos afectan. “Contamos con una fuente promisoria en nuestro medio y no nos hemos dado cuenta”, destaca.


__________________________________________________
Dirección de comunicaciones de la Universidad Nacional de Colombia

Contacto: agencianoticias@unal.edu.co