Reporte de julio de Bitácora Migratoria del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario

Reporte de julio de Bitácora Migratoria del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario
El Estatuto Temporal de Protección de los Migrantes Venezolanos (ETPV) será una eficaz herramienta para proteger los derechos de las niños, niñas y adolescentes migrantes provenientes de Venezuela, que componen el 28% del flujo migratorio (Migración Colombia, 2021), según se analiza en el reporte correspondiente a julio de Bitácora Migratoria, un proyecto del Observatorio de Venezuela de la Facultad de Estudios Internacionales, Políticos y Urbanos de la Universidad del Rosario y la Fundación Konrad Adenauer.

La Bitácora Migratoria busca apoyar la integración e inclusión migratoria en la sociedad colombiana, a partir del acompañamiento a las autoridades y responsables de la implementación del Estatuto en el nivel nacional y local, el análisis de los informes, publicaciones y campañas oficiales y la socialización de sus hallazgos y conclusiones.

El reporte de Bitácora Migratoria destaca entre los principales beneficios para la niñez migrante su visibilización a través del Registro Único de Migrantes Venezolanos (RUMV) y la recopilación de importante información sobre ella a través de la encuesta de caracterización socioeconómica que deben llenar sus padres y representantes, lo que permitirá a las autoridades nacionales y locales adelantar políticas públicas para su pronta integración.

Entre el 2015 y lo que va del 2021, 350.438 niños, niñas y adolescentes venezolanos han sido atendidos en servicios de prevención del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). De acuerdo con el reporte del Observatorio de Venezuela que acompaña la implementación del ETPV, la población de niñas, niños y adolescentes se ve expuesta “a la posibilidad de ser víctima de cualquier tipo de violencia, abandono, desescolarización, trabajo infantil, trata, reclutamiento, permanencia en calle y deficientes condiciones de salud”.

La Bitácora Migratoria también realiza un seguimiento a la marcha del ETPV en diez ciudades de Colombia que ha priorizado para su seguimiento: Arauca, Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Cali, Cúcuta, Ipiales, Medellín, Pereira y Riohacha. “Si bien Migración Colombia es responsable de la implementación del ETPV, es en los municipios donde se dispondrán servicios inmediatos para que los migrantes accedan al mismo. De ahí la importancia de fijar roles, compromisos, indicadores y metas por parte de los actores institucionales involucrados para garantizar un cumplimiento adecuado”, se afirma en el reporte.

El Observatorio de Venezuela refiere que en los territorios los migrantes se han encontrado con fallas y retrasos en la plataforma de Migración Colombia durante la primera fase del pre-registro virtual y se ha podido evidenciar bajo acceso a internet en zonas rurales y periféricas urbanas, así como falta de información y desconocimiento por parte de algunos de los usuarios para operar en el RUMV.

La Bitácora Migratoria presenta también en su entrega de julio la sección El semáforo de la bitácora donde destaca los aspectos del ETPV que avanzan a buen ritmo, los temas pendientes y aquellos que requieren atención de las autoridades nacionales, locales, así como de las comunidades migrantes y de acogida.

La versión completa del reporte de julio de la Bitácora Migratoria lo puede consultar AQUÍ.
El vídeo de presentación del reporte de julio de la Bitácora Migratoria lo puede consultar >AQUÍ.
El audio de la nota de prensa lo puede consultar AQUI.