UNAL: Bioseguridad contra COVID-19, eficaz contra otras infecciones infantiles

UNAL: Bioseguridad contra COVID-19, eficaz contra otras infecciones infantiles
También han servido para reducir de manera significativa el número de consultas en urgencias, de hospitalizaciones y de ingresos a unidades de cuidados intensivos (UCI).

El profesor Germán Camacho Moreno, del Departamento de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), destaca que tal escenario plantea la posibilidad de implementar en los años siguientes estrategias para que esa disminución continúe.

Explica además que la reducción en el número de infecciones respiratorias se debería a que estas comparten los mismos mecanismos de transmisión del COVID-19.

En 2020, cuando se tomaron las medidas de bioseguridad ya conocidas, se empezó a observar que la infección respiratoria aguda era mucho más baja; de hecho, redujo hasta en un 70 % la aparición de casos.

Para 2021 esta tendencia se ha mantenido, aunque con la apertura y el reingreso de los niños a clases se ha observado un leve aumento, pero sigue sin ser tan alta como antes de la pandemia.

Según el experto, este comportamiento se ha visto en enfermedades como neumonía, influenza o resfriado común causado por rinovirus. Si se muestran síntomas asociados con una infección respiratoria se debe considerar un caso positivo para COVID-19 hasta que las pruebas demuestren lo contrario, ya que es casi imposible poder diferenciarlos de otros virus.

Por otro lado, aunque se ha visto un impacto positivo en la baja aparición de enfermedades como tos ferina, meningitis bacteriana y varicela gracias a las medidas tomadas, los niños han tenido un impacto negativo en su salud mental, en el aumento de la deserción escolar, dificultad de alimentación y en su desarrollo.

Al respecto, el doctor Camacho considera que es importante el retorno a clases presenciales pero de una forma segura, avanzando en la vacunación, cumpliendo con los protocolos de bioseguridad, y contemplando la alternancia y las herramientas de educación virtual.

Baja cobertura en vacunación de otras enfermedades

Así como disminuyó el contagio para la población infantil ante otras enfermedades, también bajó la cobertura de vacunación para estas. Por ejemplo en Bogotá durante 2020 la cobertura de la vacuna pentavalente (protege contra 5 enfermedades: difteria, tos convulsa, tétanos, influenza tipo b y hepatitis B), aplicada a los niños de 6 meses de edad fue del 81,56 %, cuando se esperan coberturas mayores al 90 %.

La vacuna triple viral (sarampión, rubéola, parotiditis o paperas) aplicada al año de vida estuvo sobre el 84 % y el refuerzo en el 93 %.

“Entre 2019 y lo que va de 2021, en 381 municipios del país los menores de un año no alcanzaron una cobertura útil vacunal, y en 458 municipios se vio una notoria disminución. Con este actual comportamiento se espera que para final de este año la cobertura en vacunas como la triple viral no superen el 80 %”, destaca el especialista.

Vacunación contra COVID-19 avanza

Desde el pasado 28 de agosto el Ministerio de Salud y Protección Social autorizó la vacunación de niños entre los 12 y 14 años, los cuales solo están siendo vacunados con el biológico Pfizer, según las recomendaciones del Comité de Vacunas y el Invima.

Ante los efectos adversos de la vacunación en la población mayor de 12 años que está siendo vacunada en el país, el especialista menciona que hasta el momento no muestran ser diferentes a los ya evidenciados en la población adulta.

Los aportes del profesor Camacho se dieron durante la charla “Infecciones y vacunación en pediatría: ¿cuál ha sido el impacto de las medidas tomadas frente a la pandemia de COVID-19?”, a través del programa #SaludUNALContigo de la Facultad de Medicina.

Redactado por: Universidad Nacional de Colombia
Mayor información: agencianoticias@unal.edu.co