UPB recibe tres nuevas patentes de invención que contribuyen al desarrollo Agroindustrial de la región y el país

UPB recibe tres nuevas patentes de invención que contribuyen al desarrollo Agroindustrial de la región y el país
 La Universidad Pontificia Bolivariana sigue su proceso de crecimiento y producción científica, el cual se ratifica con las dos nuevas patentes de invención otorgadas por la Superintendencia de Industria y Comercio.
 
De acuerdo al ente gubernamental, los inventos denominados “Suspensión Basculante Para Vehículo Oleohidráulico Para Actividades Agroindustriales” y “Máquina Para La Extracción De Jugos De Caña”, cumplen con los requisitos establecidos en el artículo 14 de la Decisión 486 expedida por la Comisión de la Comunidad Andina, en el cual se enuncia que:  “Los países miembros otorgarán patentes para las invenciones, sean de producto o de procedimiento, en todos los campos de la tecnología, siempre que sean nuevas, tengan nivel inventivo y sean susceptibles de aplicación industrial."
 
De esta manera, la UPB logra sumar 3 nuevas patentes de invención, todas enfocadas al fortalecimiento y desarrollo del sector Agroindustrial.
 
Las nuevas patentes nacen entre los años 2012 y 2013, y a partir de la participación de la UPB como actor en la construcción de la agenda CTi para el sector agroindustrial de la panela. Desde entonces, la Universidad viene adelantando investigaciones que, poco a poco, se fueron encaminando en el desarrollo de estos prototipos agroindustriales.
“Los resultados de los proyectos realizados en 2012-2013 permitieron identificar necesidades tecnológicas de la cadena de la panela y de otros sectores agroindustriales del departamento de Santander. Con el apoyo de la Universidad y la Escuela de ingeniería, y como parte de las actividades del entonces naciente centro de desarrollo tecnológico para el agro y la industria, CDT AgroIN, y como resultados de sendos proyectos de investigación, se dio inicio al desarrollo de los 3 prototipos agroindustriales que hoy en día ya tenemos patentados”, mencionó el Ing. Javier Mauricio Castellanos, miembro del equipo investigador de las patentes obtenidas.
 
De esta manera, la UPB recibió, en septiembre de este año, la patente del evaporador de capa fina, y en octubre las del sistema de extracción de jugos y de la suspensión del vehículo agroindustrial, con una vigencia de 20 años.
 
“De una parte tenemos la patente de la Máquina para extracción de jugos de caña. Este dispositivo es una miniplanta portátil para la extracción de jugos de caña que puede ser utilizada en procesos productivos de pequeña y mediana escala nivel agroindustrial. A partir de la integración de sistemas mecánicos, sistemas de potencia fluida y sistemas de automatización industrial, es posible extraer los jugos presentes en la caña panelera en un proceso continuo con un rendimiento promedio de extracción cercano al 72% (por cada 100 kg de caña que ingresan a la planta se obtienen 72 kilogramos de jugos), que pueden emplearse posteriormente para la producción de la panela a partir de procesos tradicionales o alternativos” explicó el Ing. Castellanos.
 
De igual forma, se obtuvo la patente denominada Suspensión basculante para vehículo oleo-hidráulico para actividades agroindustriales, la cual obedece a la suspensión de un vehículo todoterreno para aplicaciones agroindustriales concebido para realizar trabajos especializados en zonas agrícolas con pendientes elevadas y caminos tortuosos.  Esta característica del vehículo condujo al equipo de inventores a desarrollar un chasis con un bajo centro de gravedad y una suspensión novedosa para articular el sistema de tracción independiente de cuatro puntos.
 
Como se menciona anteriormente, todas las patentes obtenidas por la UPB durante los últimos dos meses, están enfocadas en el desarrollo y potencialización de la capacidad productiva del sector Agroindustrial de menor y mediana escala.
 
El Ing. Juan Manuel Argüello Espinosa, miembro del equipo investigador destaca de manera particular, el impacto de los prototipos en la academia, la industria y la comunidad productora.
 
“A nivel académico tenemos una opción relevante para el posicionamiento del grupo de investigación GideTechMa, que nos permite ser un referente a nivel local, regional y nacional, como generador de soluciones  de  impacto para  problemas  socio-económicos  de  la  zona  panelera  del  departamento  de Santander,  a  partir  de  la  aplicación  de  los  conceptos  teóricos  de  la  ingeniería mecánica en un producto tangible y viable técnica y económicamente.  
 
De igual forma, consideramos que, a partir de estos prototipos, la comunidad cuenta con una posibilidad de mejora competitiva para la producción de panela, permitiendo el acceso de estas tecnologías  a  las  diferentes  zonas  y comunidades, por su facilidad de transporte y operación, lo que permite proyectar otros beneficios a mediano y largo plazo, como por ejemplo el   posicionamiento   de   una   cadena   de   valor   de los   productos agroindustriales  del  departamento  de  Santander,  por  medio  de  la  aplicación  de tecnologías viables que mejores los procesos productivos y disminuyan gastos”, explicó el Ing. Argüello Espinosa.
 
De igual manera, el Ing. Argüello considera que la industria debe focalizar “su atención hacia la solución de los problemas regionales del sector agroindustrial, aplicando tecnologías existentes, con salida a nivel comercial, mejorando la competitividad de las industrias locales y regionales”.
 
Las patentes concedidas resultado de proyectos de investigación y desarrollo como las obtenidas por la UPB, son productos científicos tipo Top de acuerdo con el modelo de medición de MinCiencias, lo que redunda en la clasificación de grupos de investigación y de investigadores de la Universidad, y en los indicadores institucionales de investigación con fines de acreditación de alta calidad.
 
Finalmente, los prototipos patentados hacen parte de la infraestructura instalada que posibilita a la institución para participar en proyectos de alto impacto de la cadena agroindustrial financiados por convocatorias del sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación (CTeI), apuntando a la solución de problemas reales que involucran comunidades de interés y aliados estratégicos del ecosistema nacional.